¿Cómo nació Invitación a la Vida?

La Asociación Invitación a la Vida nació en 1983 por iniciativa de una mujer, Yvonne Trubert. Yvonne, que por aquél entonces tenía unos cincuenta años de edad, y era madre de cuatro hijos y también abuela, llevaba dedicandose ya mucho tiempo a los que sufren, a la vez que seguía ejerciciendo sus actividades profesionales. A partir de 1976, la demanda era tal que decidió dedicarse por completo y definitivamente a todos aquellos que acudían cada vez más numerosos a su puerta, en busca de escucha, de amor y de consuelo.

En 1982, Yvonne invitó a una veintena de esas personas a que formasen un grupo de oración. A continuacion, se abrió un segundo grupo y más tarde, un tercero. A partir de 1983, todos ellos juntos fundaron la asociación ecuménica denominada "Invitación a la Vida" (una asociación regida por la Ley francesa de 1901). Abrieron el primer centro cerca de Paris. Posteriormente, los centros se multiplicaron en Francia, en Europa y en el resto del mundo.