¿Qué se hace en IVI?

En IVI, aprendemos a amar. A amarse a uno mismo, a los demás, a la tierra. Una enseñanza sencilla en teoría, pero que para ser puesta en practica exige de nosotros una autentica transformación. Aprendemos lo que nos une, sin renegar de nuestras diferencias, de nuestra individualidad. Descubrimos también que somos amados a cada instante. IVI nos transporta a una nueva dimensión de vida en lo más hondo del ser humano, pero también en la confrontación con los demás y con el mundo. En situaciones en las que a veces la supervivencia es lo único que existe. Por esta razón, la actividad de los miembros de Invitación a la Vida no se limita a un trabajo de desarrollo personal. Consiste también en acoger, escuchar, comprender, consolar y aliviar a todos aquellos que acuden a la asociación, en Francia y en todas las partes del mundo.