¿Hay que creer en Dios o ser cristiano para pertenecer a IVI?

Las creencias enfrentan a los hombres, al colocarles unas etiquetas. IVI trabaja para reunirlos. Dios no es ninguna idea preconcebida, por la que debamos desgarrarnos unos a otros. Es un aprendizaje, un descubrimiento, una experiencia, un espacio que debemos abrir en nuestro interior y a nuestro alrededor para que podamos vivir mucho mejor que lo hemos hecho hasta ahora. Es una posibilidad abierta a todos, sin restricciones. En IVI importa poco de dónde venimos. Lo que cuenta es a dónde vamos y por qué camino. El camino, es Cristo. Su mensaje de amor, de tolerancia, de compasión, de paz, de vida, va dirigido a todos los hombres, creyentes o no, ya sean cristianos o de otras religiones.